sábado, 9 de mayo de 2009

Después de sobrevivir a una caída que por poquito y nos deja pensando que teníamos poeta, José Emilio Pacheco será galardonado con el premio Reina Sofía en los próximos días. Más allá de las notas periodísticas, pasajeras como las vidas humanas, habría que festejar la posibilidad del goce que nos ha dado José Emilio desde hace mucho tiempo.

No amo mi patria.Su fulgor abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)daría la vida
por diez lugares suyos,cierta gente,
puertos, bosques de pinos,fortalezas,
una ciudad deshecha,gris,
monstruosa,varias figuras de su historia,
montañas-
(y tres o cuatro ríos.)

1969

2 comentarios:

Pedacito sin Farol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pedacito sin Farol dijo...

Sí que uno No ama a su patria, pero sí que uno daría la vida (al menos eso dice uno ahora, con la poca palabra que tiene, la que se teclea así nada más) por un listado similar que incluyera lugares de la infancia que toquen la consciencia cómplice de algún delito infantil, o no? no cree? como los que el buen José Emilio Pacheco, describió ya en sus Batallas en el Desierto.

Disculpe usted señor ... David, aquí uno husmeando... ojalá no le importe, o le importe para bien.